Microdermoabrasión Celular

Acerca de la Microdermoabrasión

La microdermoabrasión es una técnica ideal para mantener la piel joven, suave y limpia. Es un procedimiento estético no invasivo que elimina las capas más superficiales de la piel.

 

Todas las exfoliaciones tienen el mismo objetivo: eliminar las células muertas e impurezas, atenuar cicatrices y lineas de expresión finas o superficiales.

Una de las diferencias entre los distintos métodos de exfoliación, es el grado de profundidad al que pueden llegar: algunos lo hacen sólo a nivel de la epidermis y otros llegan hasta la capa media, la dermis.

La microdermoabrasión consigue cambios similares a los peelings superficiales pero de una manera menos agresiva permitiendo retornar a las tareas habituales inmediatamente.

La eliminación de las células muertas en las capas exteriores promueve la regeneración celular, incrementando la producción de colágeno y con ello la elasticidad.

Esta técnica, fue desarrollada en Europa hace varios años, y utiliza puntas de Diamante o Aluminio que sin dolor eliminan las células muertas más superficiales de la piel. Después del tratamiento la piel se siente y se ve más suave y uniforme. Los resultados se pueden percibir desde la primera sesión.

Este tratamiento se realiza una vez cada 20 o 30 días, de acuerdo a cada caso y según criterio médico. Por lo general se indica un promedio de 4 a 6 sesiones.

Los beneficios son múltiples:

  • Ayuda a atenuar las líneas de expresión finas o superficiales
  • En estrias puede ser un tratamiento coadyuvante, dependiendo la evolución y aspecto de cada paciente.
  • Contribuye a disminuir el diametro de los poros dilatados.

El único cuidado posterior al tratamiento, es respecto del sol, siendo muy importante la utilización del protector solar indicado por el profesional para el tipo de piel del paciente.

Esta página también está disponible en: Inglés (English)
.
.
.
.
.
.